Margot & Ciara

Una sersión muy especial, con dos amantes magnificas.

 

"Sedienta estoy, mas por beber bebiera fuego por fuego en tan mortal delirio, la lumbre de tus labios, donde, cirio para morir contigo yo me ardiera." Isabel Abad

 

"La excitación crecía y crecía de forma exponencial, incluso dudaba de poder aguantar aquello mucho más. Sus labios paseaban por mis pechos y les daban pequeños mordiscos y hacían suaves succiones. Luego volvieron a mi cuello, dentelleándolo también con fuerza, y me sentí desfallecer."

 

"Sus gemidos en mi oído me embriagaban, sus dientes atrapaban mi piel y sus dedos entraban y salían sin detenerse ni un segundo. Fue en ese momento cuando escuché su grito ronco y aumenté el ritmo de mis movimientos, provocando que ella también lo hiciera. Ya no sabía si los gemidos que inundaban la habitación eran, de nuevo, suyos o míos, aunque lo mismo daba. Sus caderas se sumaron al juego y cuando sentí que estaba a punto, busqué sus labios en un intento desesperado por ocultar mis jadeos. Nos besamos con ansia y vehemencia y, tan pronto como su cuerpo comenzó a temblar sobre el mío, sentí que en mi intimidad se concentraban todas las células de mi cuerpo… para explotar juntas en un estallido. La oleada de placer se propagaba por mi interior mientras su cuerpo inmóvil apresaba el mío. Pasados unos minutos nuestras respiraciones se sincronizaron también y creo que nuestros corazones entablaron una conversación de latidos a la misma velocidad. Abrí los ojos para encontrarme frente a los suyos, y otra vez, sobraron las palabras."

 

Extracto del relato : Sobraban las palabras, de Thais Duthie

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Xabier Berné©, All Rights Reserved , No commercial use, not copy, frame, modify, transmit or distribute is permitted without the consent and written permission of the copyright owner.